Lesiones por accidentes relacionados con el agua

LLAME AL (800) 863-5312 PARA HABLAR GRATIS CON ABOGADOS DE LESIONES POR AGUA

Las lesiones por agua son una ocurrencia diaria en todo este país. Ya sea en una playa, un lago o una piscina en el patio trasero, existen peligros involucrados. Las lesiones por agua pueden variar desde ahogamiento, resbalones y caídas, hasta infecciones bacterianas graves.

Si resultó lesionado en un accidente relacionado con el agua, es posible que pueda buscar una compensación. Llame a los abogados con experiencia en lesiones por agua de Zinda Law Group hoy al (800) 863-5312 para una consulta gratuita.

TIPOS DE LESIONES COMUNES POR AGUA

Independientemente de la causa de la lesión, es importante ponerse en contacto con abogados con experiencia en el tratamiento de todo tipo de lesiones por agua. Algunas lesiones comunes por agua son las siguientes:

¿QUÉ TAN COMUNES SON LAS LESIONES RELACIONADAS CON EL AGUA?

Desafortunadamente, las lesiones relacionadas con el agua son demasiado comunes. Ya sea que esté navegando, nadando o pasando un día en la playa, los riesgos de lesiones por agua aumentan alrededor de una masa de agua. En algunos casos, puede sufrir rasguños, cortes, hematomas, latigazo cervical o huesos rotos. En casos graves, las lesiones relacionadas con el agua pueden provocar ahogamiento y muerte.

Según los CDC, del 2005 al 2014, hubo un promedio de 3.536 ahogamientos fatales no intencionales, lo que significa que alrededor de 10 personas mueren por un accidente de ahogamiento todos los días. En los niños, el ahogamiento es la segunda causa principal de muerte. Por cada niño que muere ahogado, otros cinco reciben atención del departamento de emergencias por lesiones no mortales por inmersión.

Incluso en los casos en que el ahogamiento no es fatal, aún puede dejar a las víctimas con daño cerebral severo que puede resultar en discapacidades a largo plazo como problemas de memoria, problemas de aprendizaje o pérdida permanente del funcionamiento básico.

¿QUÉ AUMENTA EL RIESGO DE LESIONES RELACIONADAS CON EL AGUA?

Existen varios factores que aumentan el riesgo de sufrir una lesión por agua. Éstas incluyen:

Falta de habilidad para nadar

Según la Cruz Roja, alrededor del 50% de los estadounidenses no saben nadar o no pueden realizar habilidades básicas de seguridad en la natación, lo que aumenta las posibilidades de ahogarse. La forma más fácil de reducir el riesgo de lesiones por agua es inscribirse en lecciones de natación.

Falta de supervisión

Los niños siempre deben ser supervisados cerca y en cualquier cuerpo de agua. Desde bañeras hasta piscinas y lagos, un niño solo tarda un segundo en deslizarse bajo el agua y comenzar a ahogarse. Incluso cuando haya un salvavidas, los padres deben vigilar a sus hijos en todo momento. Para los niños menores de cinco años o los nadadores débiles, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los padres estén al alcance de la mano de sus hijos cuando naden.

Ausencia de barreras

Las cercas y puertas ayudan a prevenir que los niños jóvenes entren a la piscina sin supervisión. Las piscinas más seguras tienen cercas en los cuatro lados, de al menos 1 metro de altura, y se cierran automáticamente. Una cerca de cuatro lados que separa una piscina de la casa reduce el riesgo de que un niño se ahogue en un 83% en comparación con una cerca de tres lados adjunta a una casa.

No utilizar chalecos salvavidas

En 2016, la Guardia Costera de EE.UU descubrió que en el 83% de los casos donde la víctima se ahogó, no estaba utilizando un chaleco salvavidas. Independientemente de su edad, la capacidad para nadar o las condiciones climáticas, siempre debe usar un chaleco salvavidas si va a navegar, remar o participar en un deporte acuático remolcado.

No obedecer las advertencias de seguridad publicadas

Siempre lea y preste atención a las advertencias de seguridad publicadas. Si un área está marcada como zona “prohibida para bucear”, asegúrese de ingresar al agua con los pies primero. En cuerpos de agua abiertos, tenga cuidado con las corrientes de resaca, que causan más de 100 muertes cada año.

Consumo del alcohol

El alcohol influye en el equilibrio, la coordinación y el juicio, e incrementa sus posibilidades de sufrir una lesión relacionada con el agua. El consumo de alcohol está involucrado en aproximadamente el 70% de las muertes por recreación acuática entre adolescentes y adultos, el 25% de las visitas a emergencias por ahogamiento y el 20% de las muertes en bote.

¿QUIÉN PUEDE SER EL RESPONSABLE?

Para determinar quién es el responsable de una lesión relacionada con el agua, serán importante los hechos específicos con respecto al dónde y cómo ocurrió su lesión.

Lesión en la piscina

Si resultó herido en un accidente de piscina, el propietario de la piscina puede ser considerado responsable de sus lesiones. En general, el propietario de una piscina debe inspeccionar de forma rutinaria su piscina y propiedad para encontrar condiciones peligrosas. Si descubren condiciones inseguras, el propietario de la piscina debe repararlas o colocar una señal de advertencia. Los propietarios de piscinas que no reparen las condiciones peligrosas y no adviertan a los visitantes podrían ser responsables de las lesiones de los visitantes que resulten de estas condiciones.

Accidentes de navegación

Si resultó lesionado en un accidente de navegación, el conductor del bote puede ser responsable de sus lesiones si aceleró o condujo imprudentemente, consumió más del límite legal de alcohol o no tenía el equipo de seguridad adecuado a bordo.

Fabricante del producto

A veces, un accidente no es culpa del comportamiento de un individuo. Un trampolín puede romperse sin previo aviso, un dispositivo de flotación puede no funcionar y una función de seguridad puede no activarse. Estos escenarios pueden ocurrir cuando un producto fue diseñado o fabricado de manera defectuosa. Una lesión relacionada con el agua podría ser el resultado de un producto mal fabricado y es posible que pueda buscar una compensación del fabricante del producto.

¿Qué sucede si el accidente fue parcialmente mi culpa?

Incluso si piensa que puede ser parcialmente culpable de sus lesiones relacionadas con el agua, aún puede tener derecho a recuperar dinero. Dependiendo de la ley de su estado, la culpa a veces se divide entre las partes. Determinar la culpa junto con su recuperación puede ser complicado, pero un abogado con experiencia en accidentes de agua puede ayudarlo a atravesar el proceso por usted.

¿SE APLICAN LAS LEYES DE RESPONSABILIDAD DE LAS PREMISAS?

El término “responsabilidad de las premisas” se refiere a ciertas obligaciones que los propietarios deben cumplir para mantener su propiedad y mantenerla segura para los visitantes. En la mayoría de los accidentes de piscinas, se aplican las leyes de responsabilidad de las premisas. Estas leyes diferirán según su estado, pero las leyes de responsabilidad de las instalaciones generalmente basan los deberes del propietario según la condición del visitante, que puede clasificarse como uno de los siguientes:

Invitado

Es alguien invitado a la propiedad con un propósito comercial. Un invitado suele estar en la propiedad en beneficio del propietario. Las piscinas que están abiertas al público, ya sea de forma gratuita o de pago, suelen clasificar a los visitantes como invitados.

Un propietario debe a sus invitados el mayor grado de atención. Esto significa que el propietario de una piscina debe mantener la propiedad razonablemente segura y a los visitantes de cualquier condición peligrosa.

Licenciatario

Un licenciatario es un invitado social que tiene permiso expreso o implícito para ingresar a la propiedad por una razón no comercial. Un licenciatario suele estar en la propiedad para su propio entretenimiento. Por ejemplo, un una persona invitada a una fiesta en la piscina suele ser un licenciatario.

Un propietario debe advertir a los licenciatarios sobre cualquier condición insegura que el propietario conozca y que es poco probable que el visitante descubra. Por ejemplo, si hay un resorte roto en un trampolín que podría dañar a los usuarios, el propietario de la piscina debe advertir a sus licenciatarios.

Intruso

Un intruso es alguien que no tiene el permiso del propietario para estar en la propiedad. Puede ser alguien que se escabulle en la propiedad de otra persona sin su consentimiento o para usar su piscina.

En general, los propietarios no les deben a los intrusos ningún deber de cuidado. La excepción a esta regla es si el intruso es un niño. En este caso, el propietario debe tener un cuidado razonable para evitar un riesgo previsible de daños causados por una condición artificial a los niños, como una piscina. Una acción que los propietarios pueden tomar para ayudar a reducir el riesgo de lesiones por agua es asegurarse de que su piscina esté completamente cercada y tenga una puerta cerrada.

En los estados que no basan los deberes del propietario en la clasificación de un visitante, los propietarios generalmente tienen la obligación con todos los visitantes de mantener su terreno en condiciones razonablemente seguras y advertir de los peligros que se conocen o deberían haberse descubierto.

¿Qué debe demostrar la persona lesionada?

Una vez que la persona lesionada determina qué nivel de obligación debe el propietario, la persona lesionada tiene que probar que el propietario no cumplió con la obligación que le correspondía, que esta infracción causó el daño y que, de hecho, la persona lesionada resultó perjudicada. Probar cada uno de estos elementos puede ser difícil de hacer por su cuenta. Llame a Zinda Law para hablar con un abogado con experiencia en lesiones por agua.

Obtenga ayuda de nuestros abogados de lesiones por agua

En Zinda Law Group, nuestros abogados de lesiones por agua tienen un gran conocimiento y experiencia en casos de lesiones relacionadas con el agua. Si ha resultado lesionado debido a la negligencia de otra persona, entonces puede tener derecho a una compensación por sus lesiones, facturas médicas y mucho más.

Creemos que una víctima lesionada en un accidente de agua nunca debería tener que preocuparse por poder pagar una representación legal. Es por eso que ofrecemos consultas completamente gratuitas y no deberá pagar ni un centavo a menos que ganemos su caso. Esa es nuestra garantía sin cobros por adelantado.

Si ha resultado lesionado en un accidente relacionado con el agua, llame a Zinda Law Group al (800) 863-5312 para recibir su consulta gratuita con uno de nuestros abogados con experiencia en lesiones por agua.

Las reuniones con un abogado están disponibles solo con cita previa.